Altanto.com.do

Tragedia en Nagua: Dos Muertos en Fatal Accidente Carretero

Escuchar este artículo

Un fatal accidente en el tramo carretero Nagua-Cabrera dejó severamente destruidos los sueños y las vidas de dos de sus residentes. Alberto Daniel Báez López, un hombre conocido en el sector El Edén de Nagua, viajaba en un Acura junto a Pamela Mosquea Pérez. Lo que comenzó como un simple trayecto se convirtió en una pesadilla cuando el vehículo sufrió un deslizamiento y quedó irreconocible entre los escombros. Alberto, desafortunadamente, perdió la vida en el lugar del accidente.

Pamela, su acompañante, fue trasladada de emergencia al hospital del Seguro Social de Nagua. A pesar de los esfuerzos médicos, sus heridas eran demasiado graves, y falleció horas después, sumando otra víctima a esta tragedia.

Los cuerpos de Alberto y Pamela fueron llevados a la Funeraria Puerta Divina para su preparación final. La despedida de Alberto tuvo lugar a las 5:30 p.m. en el cementerio de Nagua, mientras que Pamela fue velada en la comunidad de Las Quinientas de Nagua, donde recibiría cristiana sepultura.

Este accidente no solo destrozó dos vidas, sino que dejó a cinco niños sin sus padres. Alberto dejó en la orfandad a dos pequeños, mientras que Pamela dejó a tres hijos, de tan solo 4, 5 y 7 años, respectivamente.

Alberto y Pamela no eran pareja; según informes, estaban en proceso de conocerse. Esta revelación agrega una capa de tristeza adicional, ya que ambos buscaban quizás una nueva etapa en sus vidas.

La comunidad de Nagua se ha unido en un profundo luto. Familias, amigos y vecinos se han congregado para apoyar a los seres queridos de las víctimas, compartiendo el dolor y reflexionando sobre la fragilidad de la vida. Este trágico incidente ha dejado una marca imborrable en el corazón de Nagua, recordando a todos la importancia de cada momento vivido.

El dolor y la tristeza son palpables en cada rincón de la comunidad, que hoy se encuentra más unida que nunca, brindando consuelo y apoyo a las familias afectadas. En medio de la tragedia, el espíritu de solidaridad y compasión se alza como un faro de esperanza en estos tiempos difíciles.