PolíticaFrancisco Pagán, un asesino confeso

Francisco Pagán, un asesino confeso

Bertico, sale junto a sus hijos y esposa del cementerio, con mucho dolor. Acaba de enterrar a su padre, el trabajo duro y honesto ya le paso factura al viejo. Le ha dolido mucho a Bertico, su partida porque siente que se podía haber salvado. Luchó y luchó, pero no pudo entrar al programa de medicamentos de alto costo. La excusa era que no había presupuesto suficiente y ya los cupos estaban agotados.

Bertico, no puede durar el día entero de luto, tiene que salir a la calle a buscar cómo conseguir la comida de sus crías. No ha podido retomar su producción de Cacao, se le ha hecho imposible conseguir el apoyo que le dan a los pequeños agricultores; le dan la misma excusa, no hay presupuesto.

Ya cayó la noche y Bertico, llega con algo para cenar a su casa. No da para todos, pero el de todas formas no tiene apetito. En la televisión dan las mismas noticias, quizás hay una que otra novedad, como la de un funcionario que se declaró culpable de haberle robado al estado inmuebles, vehículos y dinero en efectivo.

Solo le llegan algunas preguntas a la mente ¿Si ese dinero que se robó ese fulano, se hubiera utilizado para medicamentos, o apoyo a los agricultores, ¿Estaría vivo mi viejo?, Este hombre que se robó el dinero que se pudo haber usado para medicamentos, ¿Es culpable indirectamente de la muerte de mi viejo?.

¿Este hombre es un asesino confeso?.

Suscríbete hoy

OBTENGA ACCESO COMPLETO Y EXCLUSIVO AL CONTENIDO PREMIUM

APOYO AL PERIODISMO INDEPENDIENTE

ANÁLISIS DE EXPERTOS Y TENDENCIAS EN BENEFICIO DE LA SOCIEDAD

Obtenga acceso ilimitado a nuestro contenido EXCLUSIVO y nuestro archivo de historias que inspiran.

Esto te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies