Altanto.com.do

Escuchar este artículo

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) ha reportado que la producción de agua potable en la última semana de marzo ha alcanzado una cifra destacable de 413.24 millones de galones diarios. Este anuncio llega tras la implementación efectiva de un plan de contingencia por parte de la entidad estatal.

En un esfuerzo por abordar los desafíos de abastecimiento en diversas áreas, la CAASD desplegó su flotilla de 95 unidades de camiones cisterna, complementando así la distribución de agua potable en sectores con problemas de suministro. Esta medida ha demostrado ser crucial, especialmente en áreas como Villa Consuelo, Prado de San Luis, Ciudad Juan Bosch y otros, donde se han realizado trabajos de corrección de averías.

Además, la CAASD informó que gracias a las recientes precipitaciones, las presas de Valdesia y Jigüey se mantuvieron operando dentro de niveles normales. Durante el período del 20 al 26 de marzo, se logró corregir un total de 215 averías en las redes de distribución de diferentes sectores del Gran Santo Domingo, lo que ha contribuido significativamente a mejorar el servicio.

La CAASD continúa trabajando arduamente para garantizar un suministro estable de agua potable

Sin embargo, la institución destacó la importancia de estar preparados para la temporada de sequía, que tiende a afectar parcialmente a sectores del Distrito Nacional, Santo Domingo Oeste, Este, Pantoja, Los Girasoles, Los Alcarrizos y Pedro Brand. A pesar de ello, la presa de Valdesia se encuentra en un nivel cómodo de 147.36 metros sobre el nivel medio del mar, mientras que la presa de Jigüey se sitúa en 535.10 metros sobre el nivel medio del mar, lo que proporciona un margen de seguridad para el suministro de agua potable en la región.

En resumen, la CAASD continúa trabajando arduamente para garantizar un suministro estable de agua potable para todos los residentes de Santo Domingo, implementando medidas efectivas y monitoreando de cerca las condiciones hidrológicas para adaptarse a las necesidades cambiantes de la población.