Altanto.com.do

Escuchar este artículo

En una entrevista conmovedora, el reconocido actor y comediante Fausto Mata ha abierto su corazón para compartir su lucha contra la depresión y la soledad, ofreciendo una perspectiva raramente vista detrás de la máscara del entretenimiento. Mata, conocido por su energía vibrante y su capacidad para hacer reír a la audiencia, reveló la desconexión emocional que experimenta en su vida diaria, un contraste alarmante con la imagen pública que proyecta.

Fausto Mata ha abierto su corazón para compartir su lucha contra la depresión y la soledad

«Me siento atrapado en una rutina interminable, y eso me agota», confesó Mata. A pesar de los cálidos saludos, abrazos y afirmaciones de afecto que recibe en la calle, el comediante describió un vacío profundo al volver a casa. «Llego, me siento, y de repente me doy cuenta de que he estado sentado en silencio durante horas, sin pensar en nada. Y así, día tras día, siento que nada me importa», compartió con una honestidad desgarradora.

El impacto de esta batalla interna se extiende a su vida familiar, donde Mata admitió pasar semanas sin interactuar significativamente con sus hijos. «Hay veces que olvido lo importantes que son para mí», dijo, revelando momentos de aislamiento extremo, incluidos días sin comer y un sentimiento persistente de desconexión de sí mismo. «Llega un punto en que no sé nada de mí, no sé si me estoy haciendo daño», expresó Mata, señalando la gravedad de su estado emocional.

Curiosamente, Mata no mencionó proyectos profesionales futuros. En cambio, destacó un «proyecto» mucho más personal y fundamental: el deseo de seguir adelante. «Mi proyecto es seguir viviendo», afirmó, subrayando la lucha diaria que enfrenta para encontrar motivación y significado en su vida más allá de su carrera.

Esta revelación no solo arroja luz sobre los desafíos personales de Fausto Mata, sino que también resalta la importancia de abordar la salud mental, especialmente en profesiones altamente visibles y aparentemente glamorosas como la del entretenimiento. La valentía de Mata al compartir su historia ofrece un recordatorio crítico de que detrás de cada rostro público hay una historia personal compleja, y subraya la necesidad de un apoyo más fuerte y comprensión hacia aquellos que luchan con problemas de salud mental.