Altanto.com.do

Escuchar este artículo

Blas Durán nació el 15 de mayo de 1951 en la provincia de Nagua, República Dominicana. Desde joven, mostró un gran interés por la música y aprendió a tocar la guitarra empíricamente. Durán comenzó su carrera musical en los años 70 y rápidamente se hizo conocido por su estilo único, su jocosidad y su habilidad para navegar en las aguas del merengue y la bachata.

Blas Durán trabajó con varios artistas de su época, incluyendo a Aníbal Bravo, Juan Luis y su mulato, y el combo Candela. También tuvo una relación estrecha con la discográfica Bienvenido Rodríguez y grabó muchas canciones exitosas, incluyendo «El Huevero» y «La Arepa».

Durán fue un pionero en la evolución de la bachata y creía que cada tiempo tiene su propia música y que eso no es nada nuevo. Él introdujo la guitarra eléctrica y el piano a la bachata para crear un sonido más moderno y bailable, lo que le valió el apodo de «el toro» por su habilidad para navegar en las aguas del merengue y la bachata.

Además de su trabajo en la música, Durán también fue conocido por su conversión al cristianismo en la década de 1990, después de sufrir de Parkinson en el lado derecho de su cuerpo. Pidió a Jesucristo que le quitara el temblor y su oración fue respondida tres semanas después. Durán se convirtió en un evangelista activo y animaba a la gente a arrepentirse y convertirse al cristianismo.

Blas Durán fue un icono de la bachata y su legado en la música dominicana será recordado por siempre. Su estilo único y sus letras adelantadas a su tiempo lo convirtieron en uno de los principales líderes de la bachata y un modelo a seguir para muchos artistas de la música tropical en la República Dominicana y en todo el mundo.

En su muerte, la industria de la música ha perdido a uno de sus grandes exponentes y sus fans, amigos y familiares lloran la pérdida de un gran talento y una persona excepcional.

La madrugada de este martes 28 de marzo la República Dominicana perdió uno de los mayores exponentes del género amargue.

Blas Durán, un adelantado a su época que con sus letras adelantadas a su tiempo y con su revolución en el ámbito musical al integrarle nuevos instrumentos a la bachata, hizo historia en uno de los géneros musicales principales de nuestro país en los últimos años.

Apodado «el toro» por su habilidad para navegar en las aguas del merengue y la bachata, Blas Durán se ganó un sitial importante en el arte popular dominicano, el, cuál será recordado por siempre como uno de los principales líderes de la bachata.

Su jocosidad, su estilo único permanecerán en la mente y en el corazón de todos aquellos que disfrutaron de su música.

Durán fue uno de los mayores exponentes del género de la bachata y un adelantado a su época, gracias a su revolución en el ámbito musical al integrar nuevos instrumentos a la bachata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *