fbpx

Caras nuevas que ponen a temblar los políticos tradicionales

Una de las sorpresas que tuvo el proceso electoral de mayo del 2016 fue el auge de caras nuevas aspirando a los cargos congresuales y municipales, ese llamado liderazgo emergente se hacía visible en los partidos tradicionales, posicionando a diversos jóvenes con empatía en la sociedad en un nuevo resurgir de la política dominicana.

 

La crisis partidaria que impera en el país parece encontrar la luz al final del túnel en rostros como el de Faride Raful, quién a pesar de ser hija de uno de los grandes políticos tradicionales del país ha sabido con su propio estilo y carisma llegar al corazón de la gente, siendo la diputada más votada en el Distrito Nacional en el 2016; su lucha y defensa de los temas que tocan la sensibilidad del pueblo, la coloca como una de las futuras mujeres que podrían ocupar la presidencia de la República Dominicana.

Otra de las sorpresas que han surgido en los partidos tradicionales, que venía cociéndose con ideas propias a través de la radio y quien se ha caracterizado por resaltar la figura de Juan Bosch en cómo deben actuar sus propis compañeros de partido, ha sido José La Luz, una de las grandes promesas, que con su intelecto podría mejorar la imagen del Partido de la Liberación Dominicana en la sociedad, con ideas y acciones nuevas para enfrentar la administración pública y la seguridad ciudadana.

 

Gloria Reyes, diputada por el Partido Revolucionario Moderno en la circunscripción número cinco, ha sido sin dudas una de las grandes sorpresas que ha tenido la política en los últimos años, a pesar de ser hija de uno de los primeros dirigentes políticos en Los Alcarrizos y empezar tímidamente sus aspiraciones al Congreso, también ha sabido ocupar un puesto en la opinión pública y en la sociedad siendo una de las grandes propiciadoras de pedir un cambio no solo en su propio partido sino a nivel social.

 

También en el PRM, José Ignacio Paliza a sus casi 37 siete años, ha sabido escalar posiciones importantes dentro y fuera de su partido, siendo uno de los senadores mejor valorado por su compañeros a tal punto de ser propuesto al Consejo Nacional de la Magistratura en el 2017 y ahora a presidente de su partido, su visión de  “pasar la página de los viejos esquemas de la política dominicana”, lo colocan como un político a gran escala.

 

 

Abel Martínez podría considerarse un político tradicional por su historia al frente de la Cámara de Diputados pero su transformación como Alcalde en rescate de los espacios públicos y empatía con el interés de los santiagueros, lo coloca como uno de los líderes políticos que tiene la destreza para renovarse y sorprender.

 

Otra de las figuras que siguen emergiendo en el gusto popular es David Collado, quien llegó a ocupar el puesto de Alcalde del Distrito Nacional mediante una coyuntura favorable y ha sabido a través de sus discursos y acciones ocupar su propio lugar a pesar de no involucrarse abiertamente a ningún partido. También posee el visto bueno para ocupar el cargo de presidente de la República.

 

Pero existe otra clase de liderazgo emergente en la política dominicana que a pesar de no tener cargos congresuales, municipales o presidenciales han sabido forjar una posición de respeto entre los miembros de sus partidos y la sociedad, muchos de ellos renovándose en ideas y acciones a la hora de hacer política, tal es el caso de Luís Abinader, Eduardo Sanz Lovatón, Carolina Mejía.

 

Pareciera que este resurgir de la política a través de un real liderazgo emergente se está dando a mayor escala en el Partido Revolucionario Moderno, quizás la juventud del PRM ha entendido lo que quiere la sociedad y lo que necesita su institución para volver a llegar al Palacio Nacional.

 

El reto no es solo de unos cuantos, las sociedades necesitan cambios y todos los partidos necesitan entender que la juventud con las nuevas ideas son el presente de un mejor futuro, siempre acompañados de los conocedores de la historia.

 

(Visited 13 times, 1 visits today)

Relacionado

A %d blogueros les gusta esto: